De la ciencia ficción a la realidad: La Evolución de la Inteligencia Artificial

AI.jpg

Lo que antes era sólo un producto de la imaginación de algunos de nuestros más famosos escritores de ciencia ficción, la inteligencia artificial (IA) está echando raíces en nuestra vida cotidiana. Todavía estamos a pocos años de tener robots a nuestra entera disposición, pero la IA ya ha tenido un profundo impacto en formas más sutiles. Los pronósticos del tiempo, filtrado de spam de correo electrónico, las predicciones de búsqueda de Google, y el reconocimiento de voz, como Siri de Apple, son todos ejemplos. Lo que estas tecnologías tienen en común son algoritmos de aprendizaje que les permitan reaccionar y responder en tiempo real. No habrá dolores de crecimiento como la tecnología evoluciona AI, pero el efecto positivo que tendrá sobre la sociedad en términos de eficiencia es inconmensurable.

Una lección de historia

issues_artificial-intelligence

AI no es un concepto nuevo; sus raíces de narración van tan lejos como la antigüedad griega. Sin embargo, fue hace menos de un siglo que la revolución tecnológica se quitó y AI pasó de la ficción a la realidad muy plausible. Alan Turing, matemático británico y la Segunda Guerra Mundial descifrador de códigos, es ampliamente reconocido como uno de los primeros en llegar a la idea de máquinas que piensan en 1950. Incluso se creó la prueba de Turing, que todavía se utiliza hoy en día, como punto de referencia para determinar la capacidad de una máquina de “pensar” como un ser humano. A pesar de sus ideas fueron ridiculizados en el momento, se pusieron en movimiento las ruedas, y el término “inteligencia artificial” entraron en la conciencia popular en los mediados de 1950, después de Turing murió.

científico cognitivo estadounidense Marvin Minsky recogió la antorcha AI y co-fundó el Instituto de laboratorio de IA de Tecnología de Massachusetts en 1959, y fue uno de los principales pensadores en el campo a través de los años 1960 y 1970. Incluso se aconseja Stanley Kubrick en “2001: Odisea en el espacio”, publicado en 1968, que dio al mundo una de las mejores representaciones de la IA en forma de HAL 9000. El aumento del ordenador personal en la década de 1980 provocó aún más interés en Las máquinas que piensan.

Pero tuvieron que pasar un par de décadas que la gente reconozca el verdadero poder de la IA. inversores de alto perfil y los físicos, como Elon Musk, fundador de Tesla, y Stephen Hawking, están continuando la conversación sobre el potencial de la tecnología de AI. Mientras que la discusión en ocasiones se convierte en posibles escenarios del fin del mundo, hay un consenso de que cuando se utiliza para el bien, AI podría cambiar radicalmente el curso de la historia humana. Y esto es especialmente cierto cuando se trata de grandes volúmenes de datos.

 

La premisa de la tecnología de AI es su capacidad de aprender continuamente de los datos que recoge. Cuantos más datos que hay que recoger y analizar a través de algoritmos cuidadosamente elaborados, mejor será la máquina se vuelve a hacer predicciones. No está seguro de qué película para ver esta noche? No se preocupe; Netflix tiene algunas sugerencias para usted basado en sus experiencias de visualización anteriores. No tiene ganas de conducir? Google está trabajando en una solución para eso, también, acumulando las millas en su prototipo de coche sin conductor.

El efecto del negocio

En ninguna parte ha AI tenía un mayor impacto en las primeras etapas del siglo 21 que en la oficina. tecnologías de aprendizaje automático están impulsando los aumentos en la productividad nunca antes vistos. A partir de las herramientas de gestión de flujo de trabajo a la tendencia predicciones e incluso la forma en que las marcas comprar publicidad, AI está cambiando la forma de hacer negocios. De hecho, una firma de capital de riesgo japonesa recientemente se convirtió en la primera compañía en la historia de nombrar a un miembro de la junta AI por su capacidad para predecir las tendencias del mercado más rápido que los humanos.

Big data es una mina de oro para las empresas, pero las empresas están prácticamente ahogando en ella. Sin embargo, ha sido el principal motor de los avances de AI, como las tecnologías de aprendizaje automático se pueden recoger y organizar grandes cantidades de información para hacer predicciones y puntos de vista que son mucho más allá de las capacidades de procesamiento manual. No sólo aumenta la eficiencia de la organización, pero reduce drásticamente la probabilidad de que se cometió un error crítico. IA puede detectar patrones irregulares, como el filtrado de spam o fraude en los pagos, y las empresas de alertas en tiempo real sobre las actividades sospechosas. Las empresas pueden “entrenar” a las máquinas de AI para manejar las llamadas entrantes de soporte al cliente, reduciendo los costos. Incluso se puede utilizar para optimizar el embudo de ventas mediante el escaneo de la base de datos y busca en Internet las perspectivas que presentan los mismos patrones de compra como los clientes existentes.

Hay tanto potencial para el desarrollo de AI que se está haciendo más difícil de imaginar un futuro sin él. Ya estamos viendo un aumento en la productividad del lugar de trabajo gracias a los avances de AI. A finales de la década, la IA se convertirá en un lugar común en la vida cotidiana, si se trata de vehículos auto-conducción, predicciones meteorológicas más precisas, o la exploración del espacio. Incluso veremos algoritmos de aprendizaje automático se utilizan para prevenir el ciberterrorismo y el fraude de pago, aunque con un creciente debate público sobre las implicaciones de privacidad. AI también tendrá un fuerte impacto en los avances de la salud debido a su capacidad para analizar cantidades masivas de datos genómicos, lo que lleva a una prevención más preciso y el tratamiento de condiciones médicas en un nivel personalizado.

Pero no esperen una toma de control de la máquina en el corto plazo. Tan fácil como lo es para la tecnología de aprendizaje de máquinas de auto-mejora, lo que le falta es la intuición. Hay un instinto que no puede ser reproducido vía algoritmos, por lo que los seres humanos una pieza importante del rompecabezas. La mejor manera de avanzar es que los seres humanos y máquinas para vivir en armonía, apoyándose en las fortalezas mutuas. La publicidad es un ejemplo perfecto, donde las máquinas están haciendo gran parte de la compra a través de intercambios programáticos para maximizar la rentabilidad de la inversión, lo que permite a los anunciantes se centran en la creación de contenido más atractivo.

Mientras que los escritores de ciencia ficción temprana podría haber esperado más de AI en esta etapa, el resto del mundo es en general satisfechos con nuestro progreso. Después de todo, no todo el mundo está listo para robots humanoides o naves espaciales de autoaprendizaje.

Anuncios

Un comentario sobre “De la ciencia ficción a la realidad: La Evolución de la Inteligencia Artificial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s